Preoperatorios

Dieta antes de una cirugía plástica

«Antes y después de cada cirugía se llevan a cabo indicaciones para prepararnos y logar los resultados que queremos»

Cuando llegas a la importante decisión de hacerte una cirugía plástica, sea abdominoplastia, liposucción, u otra, indiscutiblemente tendrás que relacionarlo con la dieta o aspectos nutricionales a ajustar en tu vida.

Con una buena alimentación logras obtener la mejor recuperación posible en términos de tiempo y de disminución de posibles complicaciones. Siempre, y esto es de recalcar, siempre bajo la instrucción médica debes hacer seguimiento fiel de la guía indicada de alimentos recomendados a consumir.

Deben ser:

Frutas y vegetales. Para prepararte para la cirugía es super recomendado consumir frutas ricas en vitaminas A, E y complejo B, las encuentras en las naranjas, el tomate, remolachas, zanahorias,almendras, espinacas y brócoli entre otro. Con el consumo de alimentos ricos en estas vitaminas se acelera la curación de las heridas. Tu piel reflejará este ajuste en la dieta.

Grasas Saludables. Di un rotundo NO al consumo de papas fritas o cualquier elemento frito en abundante aceite hidrogenado. Huye de ellos porque los beneficios son nulos. Inclínate al uso de aceites como el de oliva, ayudan como desinflamantes y reducen los hematomas y el dolor que deja la cirugía. Tu corazón te lo agradecerá.

Proteinas. Reduce el consumo de carnes rojas, incluye en tu dieta el pollo, el pescado como el salmón es una fuente de omega 3 y complejo B. Puedes obtener proteína de otra fuente no animal, mientras la tolere como las nueces o la soya. Ayuda a reparar el tejido y produce colágeno.

Agua. Tu cuerpo necesita hidratarse, toma agua abundantemente, cada parte de tu cuerpo necesita la hidratación para mantener la temperatura, eliminar desechos y en general para el bienestar de tu salud. No todo lo que tomas es hidratarse, evita el consumo de bebidas oscuras como el té o el café.

Un día antes de la cirugía

No consumas alcohol, ni bebidas oscuras como gaseosas, té o café, para ese día debes estar tranquila y equilibrada, nada de esto ayuda a tu sistema nervioso. Sigue la guía médica para el ayuno recomendado.

Un cuerpo esbelto, requiere trabajo desde el interior, tu actitud de cambio es esencial para que el resultado que anhelas se pueda dar. Sigue la dieta recomendada y las instrucciones médicas al pie de la letra, los beneficios serán mayores a los imaginados.